penal-head

Situación peculiar se vivió en el fútbol de Azerbaiyán, ya el festejo desmedido fue motivo de expulsión para un arquero que había atajado un penal.

Pasó de héroe a villano. El Revan y parece irreversible que será el único descendido en la primera división de Azerbaiyán, por lo que todos pensaban que el partido frente a Qabala, que pelea el campeonato y actualmente se ubica segundo, sería goleada en contra.

Pese a ello, el partido seguía 0 a 0 cuando en el minuto 73 el árbitro sancionó un penal para el equipo poderoso que fue contenido por el arquero polaco Lukasz Sapela, pero su festejo estuvo cargado de muchas emociones contenidas y el árbitro lo terminó expulsando. Igualmente el partido terminó en empate, pero la situación fue insólita.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta