Conor McGregor, campeón pluma de la UFC, es una de las grandes estrellas del deporte en la actualidad. Por supuesto, su talento en el octágono le ha permitido ganar millones de dólares, con los cuales puede darse muchos lujos, como engreír con costosos regalos a su novia, Dee Devlin.

Pero en sus inicios, Conor McGregor no contaba con las facilidades que posee ahora. Muchos años antes de llegar a la UFC, el peleador irlandés apenas tenía dinero para vivir. Pero, a pesar de eso, su novia de toda la vida confió en sus posibilidades de convertirse en campeón mundial.

“Hemos estado juntos por más de ocho años, vivíamos en Irlanda, a 30 kilómetros de Dublín, en un departamento de renta con el sueldo de desempleado de 188 euros. No tenía empleo porque pasaba todo mi tiempo en el gimnasio”, dijo Conor McGregor, quien ganó el título pluma de la UFC tras noquear a José Aldo.

“Yo creía en que podía ser el campeón y ella también. Confió en mí a pesar de la falta de dinero. Siempre trató de hacer que comiera bien, que siguiera mi régimen diario. Cuando llegaba a casa después de un exhausto día de entrenamiento, me decía: ‘Conor, está bien, tú puedes hacerlo’”, agregó Conor McGregor.

El próximo 5 de marzo, Conor McGregor podría convertirse en el primer peleador en poseer dos cinturones de la UFC al mismo tiempo. ‘The Notorius’ se enfrentará a Rafael dos Anjos por el cinturón ligero de la compañía, en el UFC 196 de Las Vegas. Y, como siempre, Dee Devlin lo estará alentando desde la primera fila.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta