Sporting Cristal

El gol de Irven Ávila en el minuto 13 daba a entender que Cristal podría controlar el encuentro con tranquilidad, pero la expulsión de Jorge Cazulo 14’ más tarde, fue como si a los rimenses le cortaran un pierna. El desgaste iba a ser más difícil que con los 11 en campo y encima Unión Comercio iba a quemar su último cartucho para no seguir metido en zona de descenso.

Y así fue de ahí en adelante. Los celestes lucharon con lo que pudieron por todos los medios, el delantero era el primer defensa y Diego Penny tuvo que ponerse el traje de ‘Muralla’. Los locales no encontraban cómo vencer al arquero celeste que tapaba todo por arriba y por abajo. Se volvían locos y tuvo que subir hasta Juan Flores y los casi 20 tiro de esquina que tuvieron sus compañeros.

Eran diez jugadores que custodiaban su arco, como si estuvieran cuidando el primer lugar de su liguilla. Los once hombres de Comercio (incluido el arquero) fueron hasta adelante para buscar el empate. Entraron en desesperación y eso jugó a favor de Cristal. Los celestes encontraron un balón mediante Eduardo Uribe, pasó por William Chiroque y con portería a disposición y sin guardamete, se la centró de ‘Zlatan’ Fernández que anotaba el segundo.

El ‘climax’ rimense llegó en el último minuto, el árbitro pitaba el final y la agonía y cansancio se fueron a un lado, todo el plantel de Claudio Vivas se abrazaba tras el triunfo 0-2: se había dado un gran paso para la final.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta