ManchesterUnitedAirbus2

El avión que transportaba a los jugadores del Manchester United para jugar la Champions League en Alemania debió abortar su aterrizaje a 400 metros de tocar el suelo.

Cuando el piloto ya había comenzado el descenso, tuvo que ser suspendido debido a la presencia de otra aeronave en curso de colisión, hecho que alarmó a los jugadores del plantel, entre los que estaban Antonio Valencia y Javier Hernández.

Otro de los que estaban era Rio Ferdinand, que minutos después escribió: “Aterrizamos en Alemania… apenas… Me acabo de recuperar de un agitado aterrizaje”, aunque el Manchester United se negó a pronunciarse oficialmente sobre este tema.

Inevitablemente, el hecho remite a llamado “desastre de Munich”, cuando en febrero de 1958 un accidente aéreo se cobró la vida de ocho jugadores de los Red Devils y muchos integrantes de la comitiva inglesa.

Ayer les tocó reencontrarse con la historia, pero esta vez tuvo un final feliz y pudieron aterrizar en la ciudad alemana de Colonia en su segundo intento para disputar el partido frente a Bayern Leverkusen.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta