city

Manchester City ganó ayer la Capital One Cup, normalmente conocida como Copa de la Liga, y cuando celebraba se terminó rompiedo el trofeo. 

Cuando el belga Vincent Kompany levantó el trofeo y lo hizo de forma tan efusiva que el símbolo de la victoria ciudadana no pudo resistir tanto ímpetu, por lo que terminó rompíéndose.

Pese al episodio que dejó a algunos compañeros con la boca abierta, el defensor se hizo el desentendido, dejó caer los fragmentos pequeños y siguió celebrando, por lo que todos lo imitaron sin darle mucha importancia al hecho.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta