Bayern Múnich espera 25 mil hinchas en primera práctica de Pep Guardiola

Pep Guardiola lloró en el entrenamiento de Bayern Munich cuando Pierre-Emile Höjbjerg, de 18 años, le comentó que no estaba bien animicamente porque a su padre le detectaron cáncer. El entrenador se conmovió y le dijo que él y el club estarán ayudándolos en todo momento.

Todos los jugadores que pasaron por las indicaciones de Pep Guardiola señalan que pese a ser un excelente entrenador, era una mejor persona. El ex-Barcelona siempre prioriza a la persona antes que el jugador y eso ya lo demostró en Bayern Munich.

El jugador Pierre-Emile Höjbjerg se mostró muy triste en el entrenamiento del elenco de Alemania y Guardiola le preguntó qué le pasaba. El joven de 18 años le dijo que a su padre le habían detectado cáncer con pocas esperanzas de sobrevivir y le indicó: “Mi padre podría morir, tengo 18 años, yo estoy aquí, lesionado y solo”.

Ante esta situación, Pep se dejó llevar por la emoción y lloró junto al jugador. Para brindarle toda la fuerza, el director técnico le comentó: “Tienes que seguir junto a la gente que tienes cerca, aunque eso perjudique tu trabajo”.

Seguido a esto, los dirigentes del Bayern y Guardiola se preocuparon para que su padre fuese trasladado a Alemania y reciba toda la atención necesaria. En las últimas horas, el joven comentó: “Ahora dicen que mi padre tiene posibilidades reales de sobrevivir”.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta