alianza

El partido fue intenso e ida y vuelta desde el primer minuto de juego. Muestra de ello fue la apertura del marcador por parte del Juan Aurich. A los 3’ en una ataque norteño, Rodrigo Cuba centro de manera perfecta para que Hernán Rengifo tras superar en el salto a Roberto Guizasola, anote de cabeza. Inalcanzable para el golero de Alianza Lima, George Forsyth.

 Tras el gol, las miradas entre los aliancistas eran de asombro. Fue como un baldazo de agua helada. Sin embargo, el gol hizo que el partido de torne más intenso. Tanto Alianza como Aurich mostraban un buen fútbol. Se podría decir, que por un pequeño margen, los íntimos tenían el control del partido.

 Los denodados esfuerzos de Gabriel Costa por habilitar a Wilmer Aguirre y Mauro Guevgeozián no tenían un final feliz. Incluso el “Zorrito” tuvo un parte de ocasiones de gol que por falta de definición no terminaron en grito.

 Para la segunda mitad, el equipo de Guillermo Sanguinetti logró hacer justicia al dominio. A los 48’ tras un buen centro de Roberto Guizasola, Mauro Guevgeozián de excelente palomita puso el empate en Matute. Justo y merecido.

 El gol permitió que Alianza se vuelque encima buscando el gol del triunfo. Guevgeozián y Aguirre seguían intentando con fuerte remates que eran solucionados por el golero Juan Goyoneche.

 Ya con Junior Ponce en el campo, se suscitó una polemica. El joven jugador entra al área y es trabado por Jair Cespedes. Sin embargo, el referí del partido no cobro la falta.

 Con el final encima, Aurich se retraso totalmente esperando liquidar de contra ataque. Por su parte, Alianza seguía con el libreto de buscar el gol ganador. Empero, el marcador no se movería.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta