jugada

Lo que parecía una ridícula jugada en el principio, terminó siendo un gol. Fue tanta la confusión que armó el Rot-Weiss Essen, de la cuarta división alemana, que el portero rival no tuvo tiempo para reaccionar y detener la pelota.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta