peru

La Selección Peruana no fue despedazada como la mayoría esperaba. Perdió, pero si tenemos en cuenta el rival y el equipo que formó Sergio Markarián no es para sentirse los peores. Claudio Pizarro anotó un golazo, sombrero incluído, pero todo fue un sueño. Ezequiel Lavezzi en dos oportunidades y Rodrigo Palacios llevaron la balanza a su favor. Perú perdió 3-1 ante Argentina. El resultado es una estadística que no vale la pena recordar, pero sí hubieron lecciones importantes y hechos que marcarán el futuro de la selección:

Hay que creersela. Los jugadores deben convencerse de que no son menos que nadie, que hay talento, que cuando se encara al rival con convicción podemos llegar hasta la última línea, que podemos entrar al área rival con la pelota en los pies, aún cuando el rival es Argentina. Lo hizo Paolo Hurtado, André Carrillo, Luis Ramírez, Cristian Benavente. Lamentablemente la intensidad duró poco. Nos falta creerlo un partido entero, todos los partidos.

1. ¿Adiós a Juan Vargas y Claudio Pizarro? Una cosa es apostar por una selección joven y otra es pensar que la experiencia no sirve para nada. ¿Cuántos centran mejor que el ‘Loco’ en la selección? Si deciden venir (y se entrenan correctamente) aprovechemos su jerarquía, pese a la edad. La transición darse naturalmente y no de porrazo.

2. El fútbol es más que fintas. El jugador peruano sufre si no tiene la pelota en los pies. No siente la marca como algo propio del juego, pese a ser una tarea tan elemental e importante en el fútbol moderno. Los clubes deben pensar qué hacen mal en la preparación en menores. Si no lo hacen ya, ni soñemos con clasificar a los próximos mundiales.

3. Cristian Benavente. La toca en primera, siempre encara, tiene técnica. Su juego es el resultado de un trabajo serio, paciente y profesional en las inferiores del Real Madrid. Benavente será fundamental en las próximas Eliminatorias. Todos debemos protegerlo (cuerpo técnico, prensa e hinchas) y no destruirlo cuando tenga un mal día. Eso sí, debe mejorar su físico.

4. Sergio Markarián. No se trate de cambiar el sistema o la escuela del entrenador. El problema del Perú es que el universo de jugadores convocables es pequeño. ¿Debe irse el ‘Mago’? ¿Llegará otro con la fórmula para clasificarnos? ¿Ricardo Gareca? ¿‘Pipo’ Gorosito? ¿Y si por una vez probamos continuar un proceso pese a la eliminación? Eso sí sería novedoso en el fútbol peruano.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta