Barcelona goleó 4-1 a la Real Sociedad

La posesión era del Barcelona, pero los azulgrana se sentían más aliviados cuando jugaban al contragolpe y, sobre todo, si quien intervenía era Neymar. El Barça era un equipo desnaturalizado, jugó a la práctico, a no perder el balón y evitar los contraataques, el único argumento que temía del rival.

El Real Madrid jugó a contrarrestar al rival, no tuvo respuestas cuando tuvo más de lo que esperaba el balón y, además, tampoco disponía sobre el campo de jugadores que pudieran construir fútbol.

En cuanto Neymar marcó en el minuto 19, Martino vio refrendada su tesis. Fue en una acción de Iniesta, que hoy jugó su mejor partido de la temporada. El brasileño recibió, se internó en el área. Su remate rebotó en Carvajal y despistó a Diego López.

Al minuto siguiente, un maravilloso espacio de Iniesta al espacio para Messi pudo suponer el 2-0. El argentino remató demasiado cruzado en una acción aún más clara que la que había anotado Neymar antes.

Al Madrid le costó reaccionar y sólo tuvo una ocasión clara. Una jugada de Cristiano Ronaldo por la izquierda acabó con un centro y una indecisión de Piqué. En el minuto 44, Adriano y Khedira disputaron la acción dentro del área pequeña y le dio el balón en la mano, una acción que fue reclamada como penalti por el alemán.

Con la razón que le daba el resultado, el Barcelona fue en la segunda parte tan contemplativo como lo había sido en buena parte de la primera. Ancelotti movió ficha, sacó del campo a Sergio Ramos, que se jugó la segunda amarilla en una acción con Iniesta, y puso en juego a Illarramendi (m.56).

La mejor ocasión del Real Madrid llegó con una pérdida de Iniesta y un remate cercano de Cristiano Ronaldo. Víctor Valdés respondió con una magnífica intervención (m.58), similar a la que cuatro minutos antes había protagonizado Diego López en un uno contra uno con Neymar.

La entrada de Benzema por Bale le dio un dibujo más reconocible a su equipo. En un partido muy plano, el francés se asoció bien con Cristiano Ronaldo quien reclamó penalti en una jugada con Mascherano y fue quien más cerca estuvo del gol, con un remate a la cruceta en el minuto 72.

Con el mismo guión, un Madrid dominador y un Barça jugando a la contra, la entrada de Alexis Sánchez reforzó la idea del ‘Tata’ Martino. El chileno, que llevaba ocho minutos en el terreno de juego, capturó un balón largo, ganó en carrera a Varane y resolvió con una exquisitez.

Sánchez, con una sutil vaselina, situó el balón por encima de Diego López y a doce minutos para el final, cerró el partido (2-0). En el tiempo añadido, Jesé culminó una jugada de Benzema y Ronaldo, y estableció el 2-1. No había tiempo para más, el Barça ya tiene seis puntos de ventaja sobre los madridistas.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta