neymar

Neymar ha tenido un magnifico año: ganó la Copa Confederaciones con Brasil y ya se adaptó al juego del Barcelona. Su gran talento le ha permitido ingresar a la cima de los mejores jugadores del mundo y en cada partido siempre deja una perlita.

En el amistoso donde Brasil derrotó 2-1 a Chile, Neymar no anotó pero hizo una jugada que lo pinta de cuerpo entero. Tras el servicio de Ramires, el arquero chileno, Claudio Bravo, no atrapó bien el balón. Ahí recibió el regalo, el jugador más decisivo del scratch.

Neymar controló la pelota y tuvo el recurso de hacerle dos sombreros a Bravo y dejarlo en ridículo. Al final, el portero tuvo su revancha y le tapó el disparo que pudo ser uno de los mejores goles del año. Neymar es cosa seria.

Compartir

1 COMENTARIO

  1. el ridiculo lo hacen ustedes si ven bien el arquero ataja al posible gol , esto demuestra la impotencia que tienen contra Chile

Dejar una respuesta