Neymar tiene anemia

Con la humildad que lo caracteriza y esa fuerza de campeón que lleva adentro, Neymar se mostró muy feliz por su presente en Barcelona y reconoció que en el último partido de la Champions ante Celtic le dieron ganas de llorar por el reconocimiento del público.

Neymar llegó a Barcelona, se puso la camiseta y rindió. El delantero no necesitó tiempo de adaptación, ni sentirse cómodo en el plantel, jugó como si estuviese en su barrio, cosa que hacía en Santos.

En el último partido del elenco de Gerardo Martino ante Celtic por la Champions League, el brasileño anotó su primer “hat-trick” y se retiró en el complemento ovacionado de una manera increíble por todo el estadio. Días después, reconoció: “Me entraron ganas de romper a llorar por la emoción. Casi lloro. Fue un sentimiento de felicidad enorme”.

Por otro lado, recordó su nivel en el duelo: “Fue mi mejor partido desde que estoy en el Barça. Llegué tímido, pero poco a poco me voy soltando. Llevaba tiempo buscando marcar y hoy tuve la suerte de anotar tres. Estoy muy feliz”.

Y cerró con elogios para La Pulga: “Messi es Messi, es el mejor y esperamos que se recupere pronto porque le necesitamos. Yo sólo intento hacer mi trabajo para ayudar al equipo”.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta