luis flores

Luis Flores Villena busca un objetivo profesional que ha quedado pendiente desde hace varios años. Ya es tiempo de ganar algo palpable, un título, ese que le fue esquivo cuando dejó a ese Total Clean que campeonó en la Copa Perú en el 2006 o aquella vez que se encaminaba con Cobre Sol a ganar la Segunda División (2009) pero decidió retornar a Arequipa para ser nuevamente el “salvavidas” de Melgar.

 “Por un tema de coyuntura pienso que sí es el momento de lograr ese título que antes quizá lo pude conseguir con Total Clean o con Cobresol. Creo que está Copa Perú me da esa posibilidad además porque es un torneo impredecible”.

 Analiza a los semifinalistas y saca una conclusión: “El año pasado uno ya decía que la Copa estaba entre Ugarte y UTC que eran grandes planteles. Ahora no, no hay favoritos salvo alguna ventaja de Huaral porque cuenta con jugadores de Lima. Pero uno revisa las planillas y no ve a nadie conocido”.

 Este San Simón que pretende tocar la gloria con sacrificio y esfuerzo, pero no escapa a ser un club típico del “fútbol macho”. “Este club no es como Cobresol que ya tenía un presupuesto asegurado, acá los dirigentes se esfuerzan para tener a los jugadores tranquilos. Hay inconvenientes en el cumplimiento de algunos compromisos o en determinar los premios, pero son temas que se solucionarán”.

 Sobre su rival, Alipio Ponce, indicó: “Trabajé con Eduardo Asca en los menores de Cristal y sé que saldrá a asegurar un resultado que le permita afrontar con tranquilidad el partido de vuelta.  He revisado su planilla de jugadores y no he encontrado referentes, es un equipo como nosotros sin nombres conocidos”.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta