FArfan

Jefferson Farfán tiene un don del que pocos jugadores pueden creerse: ha sido ídolo en todos los equipos donde ha jugado.

Eso, en gran medida, porque solo le ha entregado su fútbol a tres: a Alianza Lima y al PSV Eindhoven durante cuatro temporadas cada uno, y al Schalke 04, en el que ya va rumbo a su sexta campaña. Los años le han dado tiempo para destacar con nitidez.

En el 2013, pese a unas cuantas lesiones, la realidad no cambió en absoluto. El portal alemán Derwesten eligió a Jefferson Farfán como el mejor de Gelsenkirchen por encima de cracks, como Kevin Prince Boateng y Julian Draxler.

“(Jefferson) Farfán es la mayor fortaleza del Schalke 04 y, por lo tanto, un insustituible para Jens Keller. Cuando no está en la cancha, el sistema de juego se resiente mucho. No hay cómo cubrirlo en su posición”, publicaron.

Cuando Jefferson Farfán se quite de Gelsenkirchen podrá hacerlo en paz, como en Holanda: se irá como figura.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta