inter-head

El nuevo dueño del equipo milanés trae consigo nuevos regímenes económicos que podrían poner en riesgo la continuidad de varios jugadores latinoamericanos. 

Internazionale es uno de los equipos con más cantidad de jugadores de nuestro continente tiene en sus filas y algunos podrían terminar emigrando a causa de la imposibilidad de mejorar sus condiciones económicas y, en algunos casos, hasta deberían cobrar menos si desean continuar en el equipo lombardo.

A partir de ahora ningún jugador podrá cobrar más de 2.5 millones de euros, lo que afectaría a jugadores como Esteban Cambiasso, que percibe 4,5 millones por temporada o Diego Milito, que recibe 5. En estos casos podría resultar su salida del equipo donde militan hace tantos años, ya que sus contratos están próximos a acabar y sería difícil una renovación por una baja tan grande en su sueldo.

Por menor margen, pero también por encima del tope está Rodrigo Palacio, que cobra 2,6 millones y debería reducir sus ganancias. Casos en los que quedarían con el mismo contrato son jugadores como Freddy Guarín o Ricardo Álvarez, que si bien están dentro del margen, podrían pensarlo al saber que su renovación no conllevaría una mejora en su sueldo.

En ambos casos saben que hay muchos equipos buscando sus servicios y podrían darle un salto económico que el Inter ya ha descartado esa posibilidad.

Otros con sueldos menos honerosos dentros del equipo neroazzurro, pero también latinomaricanos son Maxi Pereira, Juan Pablo Carrizo, Mauro Icardi, Hugo Campagnaro y Walter Samuel.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta