xabialvaro

Todo se inició porque el mediocampista le exigió al marcador derecho que tenga “mayor concentración”. Es ahí que Arbeloa reaccionó y respondió a Xabi con gritos. Pero todo terminó con un abrazo al final del encuentro que determinó la clasificación del equipo de Carlo Ancelotti a las semifinales del torneo.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta